Esta web es sólo para mayores de 18 años. Además, esta web utiliza cookies para datos estadísticos. Más info. Aceptar
Si continúa navegando significará que acepta el uso de cookies para esta web y que es mayor de 18 años.

USA/CANADA TAROT TOLL FREE: 1-877-707-0462 ESPAÑA: 806 585 753 (+34) 96 096 23 17 Videntes Buenas - Tarot Telefónico de calidad

La Oniromancia o Interpretación de los Sueños

Visitas 55 Comentarios 0 Publicado el 20/01/2016 por CrisR
 
Categoría: Sueños - Etiquetas:
 
Oniromancia, interpretación sueños
 
La técnica o arte de la interpretación de los sueños consiste en asignar un determinado significado a cada uno de los elementos, personajes y situaciones que se presentan cada vez que soñamos. Se trata de una de las prácticas más antiguas, ya que existe constancia escrita de su aplicación desde hace más de 3500 años.
 
 
Lo que sí se ha transformado a lo largo de los tiempos es el fin que se persigue mediante la interpretación de los sueños. Si en la antigüedad se trataba de descifrar mensajes divinos, en las épocas más modernas se trata de descifrar aspectos de la personalidad del sujeto que tiene los sueños.
También cabe destacar la dualidad que se puede dar en la actualidad con relación al campo de la interpretación de los sueños. Por una parte es aceptada por la comunidad científica como una manifestación del subconsciente y estudiada por la psiquiatría y la psicología clínica.  Por otra parte en el mundo esotérico los sueños tienen un sentido eminentemente anticipador  de los hechos que deben devenir. Ejemplos de todo ello lo podemos encontrar en tratados científicos médicos como pueden ser los tratados de Freud y Jung. También encontramos pasajes que hacen referencia a los sueños en grandes clásicos griegos, como puede ser “La Iliada” y “La Odisea”.
Podemos distinguir varias clases de sueños. Los más comunes y los que seguramente has tenido alguna vez son:
  • Fronterizos. Son los sueños que se dan en el mismo momento en que se empieza a dormir.  Prácticamente bordean el estado de vigilia y se suele tratar de hechos que nos hayan acontecido a lo largo del día.  No tienen ningún interés desde el punto de vista de la predicción.
  • Sueños de reajuste. Son sueños en los que se trata de asociar el hecho que realmente está sucediendo. Así,  por ejemplo, podemos soñar que intentamos correr y no lo logramos y al despertar comprobamos que tenemos las piernas enredadas en las sábanas. 
  • Sueños de satisfacción.  Son sueños en los que alcanzamos los éxitos que se nos están resistiendo en la vida real. Un ejemplo típico puede ser un sueño en el que logramos que se enamore de nosotros la persona que tanto anhelamos. Nos sirven para descansar nuestra mente de la tensión que supone perseguir algo sin lograrlo.
  • Sueños premonitorios. Son los sueños que nos avisan o previenen de aquellos acontecimientos que están por venir.

Todo el mundo y todos los días se tiene algún sueño. Es cierto que algunas personas lo recuerdan con mucha facilidad y con todo lujo de detalles y otras apenas si lo recuerdan o no recuerdan ni siquiera haber soñado.

Auto-hipnosis. Si quieres recordar los sueños con facilidad puedes probar a beber medio vaso de agua antes de meterte en la cama mientras te dices a ti mismo, mientras miras el cristal de forma muy concentrada, que al levantarte recordarás todo lo que sueñes. Cuando te levantes a la mañana siguiente bebe la otra mitad del vaso de agua y concentrarte en recordar lo que has soñado. Ya verás como con esta técnica, y en poco tiempo, podrás recordar fácilmente aquello que hayas soñado.  Esta auto-inducción suele funcionar muy bien y te ayudará a refrescar la memoria.
 
 
Diario de los sueños. Si nos despertamos por la noche en mitad de un sueño es el momento ideal para anotarlo en un diario. Debemos describir todos los detalles que recordemos aunque nos parezcan muy extraños e inconexos. Más adelante puede que encontremos un sentido y una explicación. Si le dedicas a describir tus sueños todos los días unos minutos con el tiempo aprenderemos a describirlos mucho mejor y con mayor riqueza de detalles.

La Incubación de los sueños. Los sueños pueden ser de utilidad muy práctica y podemos usarlos como ayuda para tomar una decisión sobre un tema en particular, o bien para comprender alguna situación. Antes de acostarnos tomamos un cuaderno o diario y anotamos la pregunta que deseamos responder (¿Por qué debo hacer esto?, ¿Tengo que irme a tal sitio?, etc.) y lo que pensamos al respecto como pueden ser los pros y los contras de tomar una decisión u otra. Dormimos tranquilos y al despertar la mañana siguiente es bastante probable que el recuerdo de los sueños nos de la respuesta que necesitamos. Es bueno contar también con un diario de los sueños si es que nos es imposible recordar nada de lo que soñamos.
 

 

Anuncios destacados

Deja un comentario