Esta web es sólo para mayores de 18 años. Además, esta web utiliza cookies para datos estadísticos. Más info. Aceptar
Si continúa navegando significará que acepta el uso de cookies para esta web y que es mayor de 18 años.

USA/CANADA TAROT TOLL FREE: 1-877-707-0462 ESPAÑA: 806 585 753 (+34) 96 096 23 17 Videntes Buenas - Tarot Telefónico de calidad

Toque real: milagro de reyes

Visitas 2388 Comentarios 2 Publicado el 27/07/2017 por Valen
 
Categoría: Medicina Y Sanación - Etiquetas: , , , , ,
 

​Desde tiempos antiguos han existido monarquías que inculcaban la creencia de que eran representantes de Dios en la Tierra y que por tanto eran capaces de comunicarse con Él y transmitir Su mandato; algunos reyes incluso decían estar calificados para transmitir poderes divinos con la finalidad de combatir cualquier tipo de enfermedad física, mental o espiritual.

El toque real era una de las formas en las que los gobernantes aplicaban sus supuestos poderes divinos para curar, y consistía en una variación de lo que hoy conocemos como “imposición de manos”, realizada sobre todo por la monarquía de Francia e Inglaterra en la Edad Media, cuando era muy marcada la creencia de que los reyes tenían poderes taumatúrgicos o capacidad de conceder milagros.

Durante aquella época era muy común contagiarse de una enfermedad difícilmente mortal y de corta duración llamada escrófula o “mal de rey”, que básicamente era una forma de tuberculosis en la que se infectaban ganglios linfáticos del cuello por la inhalación de una cierta bacteria, esta era la principal enfermedad que trataban los “reyes taumatúrgicos”.

escrófula

En aquel tiempo, se organizaba una ceremonia a la que asistían las personas enfermas para ser tocadas por el gobernante y así curar el llamado “mal del rey”, enfermedad que rápidamente cedía por la naturaleza inofensiva de la mayoría de los casos. 

Existieron varias modalidades para realizar el toque real; algunos reyes tocaban con un dedo o con su mano el cuello de los enfermos, su frente o su cara, les hacían la señal de la cruz o simplemente se limitaban a hacer gestos con las manos sobre el área afectada sin tocarla realmente.

Se organizaba una ceremonia a la que asistían las personas enfermas para ser tocadas por el gobernante y así curar el llamado “mal del rey”

Historia del Toque del Rey

Cuenta la historia que el toque real empezó a hacerse popular a principios del año 1000 con el rey Eduardo el Confesor de Inglaterra, quien empezó a realizar esta práctica de curación. Un día, una joven que no podía concebir se contagió de escrófula, su cuello estaba muy inflamado y decían que tenía una acumulación de “malos humores” por su desdichada condición. 

San Eduardo el Confesor. Rey de Inglaterra entre 1042 y 1066

Una noche la joven tuvo un sueño en el que el rey Eduardo la curaba lavando el área afectada, así que no dudó en acudir a la compasión del monarca, quien aceptó encantado de intentar ayudarla. Mientras el rey lavaba el cuello de aquella mujer, la piel comenzó a romperse y brotaron gusanos y fluidos pútridos. Una semana después, el cuello de la joven había sanado y no había signos de que alguna vez estuvo así de infectado.

Desde entonces a la enfermedad se le llamó mal del rey, y el monarca inglés comenzó a curarla con frecuencia, ampliando más tarde su repertorio a varios tipos de dolencias, aunque la escrófula continuó siendo a la que más se atribuía la curación real.

Enrique IV tocando a 575 enfermos en Reims duriante la Semana Santa de 1606. Grabado de Pierre Firrens

Una historia similar se le atribuye al rey Francés Clodoveo I, alrededor del año 500. Otros monarcas a los que se les atribuyó la práctica del toque del rey fueron Eduardo I y Eduardo IV de Inglaterra, Enrique VII de Inglaterra, Isabel I de Inglaterra, Jacobo I de Inglaterra, Luis IX de Francia.

Uno de los procedimientos estándar consistía en el toque del rey en cualquiera de sus versiones, luego los reyes (sobre todo los de Inglaterra) colgaban una medalla conocida como touch piece en el cuello del enfermo, se leían pasajes bíblicos y finalmente se elevaban plegarias a Dios, la Virgen y a los santos.

Además de las medallas para la escrófula, los reyes de Inglaterra repartían cramp rings o "anillos de calambres" que servían para sanar lo que se creía que eran enfermedades de origen diabólico como los calambres y la epilepsia. ​

El toque del rey no era la única forma de “curación divina” a través de la realeza, se cree que los miembros de la Casa de Habsburgo curaban la tartamudez con un beso en la boca a la persona afectada. Igualmente, en la época medieval, los reyes de Castilla eran conocidos por su poder de exorcizar a los demonios de cualquier persona mientras realizaban el signo de la cruz y realizaban plegarias a Dios.

¿Puede alguien realmente curar con sus manos?

Es difícil hallar la verdad escondida entre tantas creencias, mitos, leyendas, supersticiones e historias antiguas, sin embargo, algunos conocedores en materia de energía espiritual hablan de que una autoridad como los reyes medievales pudieron haber emanado una energía de autoridad, considerada como una fuerza espiritual que tiene el poder de influir en los más sensibles para hacerlos ceder ante voluntades poderosas. Si lo vemos desde la perspectiva de esta teoría, los miembros de la realeza de aquellos tiempos podrían haber usado esa fuerza para sanar a los enfermos a voluntad.

La pranoterapia es una práctica que consiste en la imposición de manos para combatir malestares o enfermedades

Hoy en día hay muchas personas de personalidad fuerte o muy carismática que pudieran generar este tipo de energía o fuerza como lo hacían los reyes de la Edad Media y algunas de ellas han utilizado este poder para practicar la pranoterapia, que es una práctica que consiste en la imposición de manos con el propósito de permitir el flujo de energía entre el terapeuta y el paciente para reestablecer el equilibrio bioenergético, buscando limpiar, estimular y potenciar los centros energéticos del cuerpo para combatir malestares o enfermedades, tal como lo hicieran los reyes taumatúrgicos.

Sea como sea, el Toque real existió y de alguna manera sigue existiendo en técnicas como la pranoterapia o en diversas formas de imposición de manos para transmitir energías, como las utilizadas en las religiones, sobre todo en la católica con prácticas como las ordenaciones, las bendiciones, la bendición de los enfermos, la confirmación como miembro de la Iglesia y el conferimiento del Espíritu Santo. Es difícil saber si efectivamente una persona puede sanar a otra con sus manos, pero, si hay algo que muchos creemos, es que los seres humanos y también los animales, irradiamos en mayor o menor medida algún tipo de energía, tal vez si esta energía es suficientemente fuerte, seamos capaces de transmitirla para beneficiar a otros.

 

Valen

Imprimir

Anuncios destacados

Deja un comentario