Esta web es sólo para mayores de 18 años. Además, esta web utiliza cookies para datos estadísticos. Más info. Aceptar
Si continúa navegando significará que acepta el uso de cookies para esta web y que es mayor de 18 años.

USA/CANADA TAROT TOLL FREE: 1-877-707-0462 ESPAÑA: 806 585 753 (+34) 96 096 23 17 Videntes Buenas - Tarot Telefónico de calidad

​Los médiums según la parasicología

Visitas 19 Comentarios Publicado el 21/02/2017 por CrisR
 
Categoría: espiritual - Etiquetas: , ,
 
médiums - medium
 
Desde finales del siglo XIX se hizo popular la palabra “médium” para denominar a las personas que comprendían los fenómenos paranormales y que tenían mayor sensibilidad para sentir presencias sobrenaturales ocasionadas por entidades o almas que los rodeaban.
Los dones de estas personas les permiten ser los intermediarios para establecer una comunicación entre los dos mundos: el invisible y el físico. Los médiums funcionan como un canal de contacto y sus habilidades son utilizadas para entender los fenómenos espirituales y poder comunicarse con aquellas almas confundidas y que tal vez busquen hacer daño.

A lo largo de los años, han sido muchas las investigaciones que se han hecho para analizar este don, si de verdad existe y de qué manera podría una persona desarrollarlo. Allan Kardec trató a profundidad a los médiums según el espiritismo, afirmando que no es suficiente sólo con “ver fantasmas”. Existen muchas personas irresponsables e imprudentes que llevan a cabo sesiones espiritistas a la deriva, sin conocer realmente el mundo espiritual.

¿Energías extrañas o espíritus?

Los fenómenos paranormales son vistos de dos maneras diferentes y por lo general también tienen causas distintas:
  • Podría tratarse de la presencia del espíritu de alguien muerto que no es consciente de su estado, que no ha podido encontrar la luz o que quiere comunicarse con nosotros.
  • Otro caso más común, es cuando en ese lugar donde ocurren los fenómenos extraños, ha ocurrido un suceso horrible (asesinatos, masacres, actos de brujerías, entre otros) y se ha concentrado energía negativa en el ambiente.
Imagen
 
Sesión de espiritismo de las hermanas Fox, 1854
 
En ambos casos, los médiums son de gran ayuda, ya que funcionarán como consejeros para esos espíritus y como guía para que las energías negativas desaparezcan cuanto antes.
Una aparición podría tener una causa paranormal o telepática, sin embargo, las capacidades psíquicas de los médiums causan un efecto de tranquilidad en los espíritus confundidos que se encuentren en la casa y por tanto, estos fenómenos suelen desaparecer.

Allan Kardec: el padre del espiritismo

Aunque su nombre real era Hypolito León Denizar Rivail utilizaba este sobrenombre y así era conocido alrededor del mundo. Fue escritor y pedagogo, nacido en Lyon (Francia) el 3 de octubre de 1804. Durante sus años de vida pudo observar y estudiar a fondo los fenómenos espirituales y aunque tenía un entusiasmo que lo caracterizaba, no se consideraba una persona muy creyente.
Imagen
 
Allan Kardec. 10 abril 1869
Yo creeré cuando vea, y cuando consiga probar que una mesa dispone de cerebro y nervios, y que puede tornarse sonámbula.

​A. Kardec

​Fue hijo de dos padres católicos, criado bajo una corriente religiosa cristiana y a pesar de esto, Kardec no adoptó esta religión sino que prefirió guiarse ante su libre pensamiento como hombre del análisis y su pasión por el espiritismo.
Tuvo una vida llena de estudios, su carácter era liberal y lo conocían por ser de saber profundo y muy intelectual. En 1854 escuchó el primer rumor sobre los sucesos de las mesas giratorias, que eran muy populares en Europa desde la expansión de los fenómenos espiritas en 1848, más que todo en Estados Unidos con las hermanas Fox.
Años después su interés por estos fenómenos aumentó de manera significativa y más porque a menudo recibía noticias de su viejo amigo Calotti, sobre la intervención de los espíritus y la aparición de nuevos fenómenos.
Un buen médium ayuda a un fantasma a dejar de serlo.

A. Karkec

​Para el 1 de abril de 1858 el proyecto de Allan Kardec de fundar una sociedad parisiense de estudios espiritas se hizo realidad, en este lugar se trataban aquellos fenómenos referentes a manifestaciones sobrenaturales y las diferentes aplicaciones que podrían tener en ciencias históricas, psicológicas, morales y físicas.
Allan Kardec fallece el 31 de marzo de 1869 en su país natal a los 65 años de edad, en su tumba está escrito: “Nacer, morir, renacer y progresar sin cesar, tal es la Ley”. Hoy en día su tumba todavía se encuentra repleta de flores puestas por las personas que todavía le agradecen sus esfuerzos realizados.
 
 
Hay quienes por tener la capacidad de percibir otros niveles espirituales, se atribuyen nombres de “sabios”, “maestros” y el más común de todos “médiums”, incluso llegan a dar consejos a las almas para que según lo que ellos creen, “encuentren el camino hacia la luz”. Desde el punto de vista espiritista, las cosas no funcionan de esta manera.
 
 
Sesiones de espiritismo con mediums
 
El médium debe ser una persona con conocimiento, sabiduría y mucha sencillez, intentando aplicar al máximo sus habilidades para dar consejos a los demás. Es común que un médium sea visto como un profesor, el cual debe ayudar a mejorar la vida de sus alumnos con buenos consejos. No obstante, es necesario entender que no es posible transmitir lo que no somos, ni lo que sentimos.

​Estos consejeros espirituales son sintonizados directamente por las entidades espirituales, logrando captar si esta persona está capacitada para orientarles con seguridad, amor, discernimiento y sentido común. 
No es correcto dar consejos con inseguridad y mucho menos en este caso, donde la entidad espiritual sabrá si estamos mintiendo o no.
 
Es común que un médium sea visto como un profesor, el cual debe ayudar a mejorar la vida de sus alumnos con buenos consejos. No obstante, es necesario entender que no es posible transmitir lo que no somos, ni lo que sentimos.

Un buen médium es aquel que se entrena mediante sus propias vivencias en la auténtica escuela de la vida.
 
Por ejemplo, si el médium le dice a una entidad espiritual que debe perdonarse a sí mismo y superar un apego, la entidad podrá percibir en ese mismo instante si el médium tiene buena convicción, la fuerza, la energía y la estabilidad necesaria para darle ese consejo.
Si la entidad percibe que todo va bien, el médium se convertirá en un terapeuta que ayudará a ese espíritu que se encuentra confundido a aceptarse, dejar atrás el pasado, abandonar los apegos y perdonarse. También será quien le enseñe a apreciar lo valioso de su experiencia cuando tuvo una figura humana y con mucho cariño lo ayudará a encontrar su luz, para que pueda seguir evolucionando y creciendo.
Así mismo como no podemos salvar a alguien de ahogarse si no sabemos nadar, no podemos interferir con estas entidades si no sabemos manejarlas; las buenas intenciones no son suficientes para ayudar a las personas con problemas. En definitiva, un buen médium es aquel que se entrena mediante sus propias vivencias en la auténtica escuela de la vida.

​CrisR
 

Anuncios destacados

Deja un comentario

Comentarios destacados:

Erick Mulero Ortiz 02/10/2018 12:00:00

La mediumnidad no son dones, son facultades ganadas por el trabajo del medium atravez de diferentes existencias. Creer que son dones es decir que Dios es injusto porque le daría a unos y a otros no.

 

Cristina 02/10/2018 12:00:00

La mediumnidad es un don que todos poseemos en mayor o menor medida cuando nacemos y, como tú bien dices, vamos desarrollando a través de nuestras experiencias. Que te conviertas en medium o no dependerá de ese desarrollo.